Empodera SEDEREC a un centenar de mujeres rurales a través de la tecnología

CDMX a 16 de Octubre de 2018.- Para empoderar a través del uso de la tecnología a 100 productoras, transformadoras y comercializadoras de la zona rural de la Ciudad de México, la secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), Evangelina Hernández Duarte, les entregó equipos de cómputo portátiles, tras acreditar el curso “Nuevos Canales Tecnológicos de Comercialización”.

En el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales, la titular de la dependencia subrayó que la labor que realizan en el campo, es el eje fundamental para evitar el hambre en el mundo. Las invitó a hacer uso de su laptop “para conectar sus productos con el mundo, porque su empoderamiento también beneficia a sus familias”.

En el ex Templo de Corpus Christi, a nombre de las mujeres rurales de Milpa Alta, Tláhuac y Xochimilco, estuvieron presentes Irma Yolanda Flores, productora ornamental; Clara Cruz López, productora de nopal; Gloria Vivas, transformadora de maíz, y Óscar Pulido, de la Asociación para la Inclusión Digital, AC.

Para conmemorar este día, además la SEDEREC visitó a mujeres productoras y transformadoras residentes de la zona rural, para dar a conocer su trabajo y los importantes beneficios ambientales que generan al sembrar y cosechar las tierras del agro capitalino.

La productora de ganado para engorda y pie de cría Gloria Carrillo dijo que ella y su familia se han dedicado al campo por varias generaciones. “A mí como mujer me ha fascinado compartir esto con mi familia: sembrar maíz, avena, papa y magueyes. En nuestros terrenos pastorea el ganado: vacas, caballos, borregos y cerdos”.

Gisele Hinojosa Zárate mencionó que con apoyos de esta dependencia ha podido sembrar avena forrajera; “nos gusta mucho esta labor en nuestros terrenos, que no se pierdan los cultivos y las costumbres que tenemos aquí”.

Coincidió Cinthia Yedith Hernández, quien se dedica a la avena forrajera y junto con su esposo sacan adelante a su familia con la venta de este cultivo nativo. Consideró que con la siembra contribuyen a que haya más oxígeno y aire limpio para los capitalinos.

Pese a las inclemencias del tiempo, Agustina Martínez siempre está en su terreno a las 7 de la mañana, ya sea para labrar, deshierbar, sembrar o cosechar hortalizas, en especial la espinaca, el cilantro y el elote. “Esto lo vendo en la Central de Abasto porque necesito el dinero para alimentar a mis hijos y mandarlos a la escuela”.

Hija y nieta de productores de maíz, Carla María Martínez decidió dar un giro al transformarlo en panques, pasteles y pays de elote, además de participar en eventos y ferias que organiza la SEDEREC, donde da a conocer su producto, elaborado de manera artesanal y sin conservadores.

“Nuestro pan es puro elote y no lleva nada de harina procesada, pensamos complementarlo con amaranto para ofrecerlo, es una de las prioridades que tenemos”, subrayó.

Hace 8 años en San Andrés Totoltepec nació la empresa familiar “El Tapanco”, que está liderada por la productora y transformadora de lácteos Nayeli Ortiz. Orgullosa muestra las diversas variedades de queso: oaxaca, panela, ranchero, asadero, botanero e incluye una línea de postres como chongos y flanes.

“Es un trabajo fuerte que nos ha traído muchas satisfacciones a nivel personal, a nivel familiar, nuestra meta es seguir creciendo y llevar a nuestros clientes productos 100 por ciento naturales como hasta ahora. Ofrecemos la mejor calidad, con respeto a los procesos de inocuidad”, puntualizó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *